¿Qué es la Volatilidad? Consejos y ejemplos

Unos de los primeros conceptos que debe aprender un inversor o trader cuando se enfrenta a los mercados financieros es el término “volatilidad”. La importancia de conocer y dominar esta definición y sus características resulta fundamental si queremos tener éxito en nuestra carrera inversora. Además, un riguroso control del riesgo también precisa tener siempre vigilada la volatilidad de esos activos y mercados en los que estamos invertidos o lo estaremos. Por todo esto, estoy seguro que lo que vamos a explicar no te resultará indiferente y podrás sacar partido a tu favor.

DEFINICIÓN

La volatilidad de un activo financiero, mercado o subyacente, la podemos definir como la velocidad en el movimiento del precio de ese activo o producto. Así, si un activo cualquiera, por ejemplo, las acciones de una empresa americana cotizada en el índice SP500, refiere un rango de movimiento del precio muy rápido y amplio durante una temporalidad determinada, diremos que tiene alta volatilidad. Por contra, si dicha acción se mueve durante un período de tiempo de manera lenta y con estrecho rango de precios, afirmaremos que su volatilidad intrínseca es baja.

Como ya podrás deducir, esta característica denominada volatilidad es susceptible de ser comparada entre activos e inversiones y, así, poder clasificar productos de inversión y especulación en grupos de diferente grado de volatilidad. Esto es muy importante, ya que, a la hora de realizar un plan de trading o plan de inversiones, es fundamental prever “el ruido” del mercado, que puede distorsionar, en el corto plazo, nuestra cartera de activos y poner en jaque nuestra psicología y, por tanto, nuestra metodología.

A menudo me preguntan inversores y traders iniciados y con experiencia si la volatilidad es positiva o negativa. Y yo siempre digo lo mismo: un mercado que atraviesa una época volátil es como un río con aguas bravas y rápidas; podrá resultar una bendición para unos y la mayor pesadilla para otros. Todo depende de tu sistema de especulación e inversiones y de tu psicología y si estás entrenado para navegar por esas aguas turbulentas.

volatilidad en el mercado

INVERTIR CON VOLATILIDAD

Como decía con anterioridad, debemos ajustar nuestra metodología inversora a escenarios con poca o mucha volatilidad, según nuestro plan diseñado. Todos los factores importantes deben estar pensados y evaluados, y los movimientos de los precios son una distorsión importante a tener en cuenta.

A menudo, los inversores o traders con menos experiencia son tentados a sumergirse en un río revuelto, atraídos por la sed de emociones fuertes y aventura, así como de posibles y abundantes plusvalías; pero, lo más probable, es que la fuerza de las aguas los zarandee y sufran un accidente. La mesura y la prudencia deben ser virtudes inherentes en nuestro espíritu inversor siempre, de por vida, si deseamos sobrevivir a posibles accidentes. Porque, en definitiva, lo realmente importante en la carrera de inversor, es poder sobrevivir a accidentes que te cuesten todo tu patrimonio; y lo que es peor, acaben con tu autoestima y deseo de emprender e invertir. Por esto, debemos estar siempre ojo avizor con la velocidad y volatilidad de nuestras inversiones. A mayor velocidad de las aguas, de los precios, aumenta el riesgo de ahogamiento o naufragio.

Porque es necesario comprender, analizar con detenimiento, que todas tus decisiones vitales, existenciales y, por supuesto, de inversión y trading, conllevan un riesgo implícito que debes asumir y conocer de antemano. Si no lo haces, podrías convertirte en un kamikaze. Y créeme cuando te digo que los kamikazes son, a largo plazo, la merienda de los mercados.

LA VOLATILIDAD EN LOS DIFERENTES ACTIVOS

En la última década, desde el estallido de la crisis sub prime en EEUU y la consiguiente sangría financiera ocurrida a nivel mundial en 2008, los mercados en general han variado mucho su volatilidad inherente. Históricamente, siempre han habido diferencias sustanciales entre la volatilidad de los precios de diferentes grupos y sectores de activos e inversiones, pero, como digo, por norma general, la tendencia es a aumentar cada día más la velocidad y movimiento de los precios. Rangos de precios, movimientos y tendencias que en el pasado necesitaban décadas, ahora ocurren en meses; incluso semanas. La volatilidad ha llegado para quedarse entre nuestras inversiones y, por eso, debemos conocerla y convivir con ella de la mejor manera posible.

Como norma general, podemos afirmar que los activos con menos volatilidad intrínseca histórica, con menor rango de precios y mayor estabilidad son los bonos y deuda pública, seguidos de los índices de mercados nacionales. Muchos inversores conservadores tienen, como estrategia fundamental, la inversión en bonos, por ejemplo, americano a 10 años o replicar el comportamiento de un mercado a través de la inversión en un índice vía ETF, fondos o derivados financieros, como puede ser el caso del Ibex 35 en España o el Nasdaq 100 en Estados Unidos.

Por contra, las aguas mas turbulentas, los activos más volátiles son, por definición, aquellos en donde hay poca participación de los inversores y hay poca liquidez en sus cotizaciones. Incluso, puede tratarse de mercados líquidos pero con una característica intrínseca muy especulativa y volátil. Como ejemplo de activo volátil y con poca liquidez podemos referir la típica empresa de baja capitalización (small cap) cuyas acciones pueden subir o bajar en un mismo día 20% al calor de noticias, rumores, OPAS y movimientos de la mano fuerte que cuida el precio de esas acciones.

Por otro lado, un ejemplo muy marcado de mercado volátil, extremadamente volátil, pero con mayor liquidez, es el Bitcoin. La cotización de esta criptomoneda ha tenido, históricamente, bandas de precios intradiarios de más de un 40%, por lo que, estar invertidos en este tipo de activos suponen, sin lugar a dudas, una auténtica montaña rusa de sensaciones.

Por último, y para facilitar el estudio de la volatilidad intrínseca a activos, generalmente podemos encontrar índices e indicadores que miden el grado de volatilidad en un período de tiempo y, así, poder diagnosticar cómo se encuentra ese mercado. El índice mundialmente conocido y que debes tener siempre sobre el tapete es el VIX de volatilidad del SP500, que te describirá gráficamente el nerviosismo y las turbulencias de los mercados a nivel global, dada la influencia del SP500 en las bolsas y mercados a nivel mundial.

volatilidad en los diferentes activos

CONSEJOS Y CONCLUSIONES

  • Debes estudiar en profundidad los mercados donde piensas invertir u operar, bien sea en el corto, medio o largo plazo. No dejes nada en manos de la improvisación y procura ser metódico en tu labor.
  • La volatilidad y movimientos de los precios pueden ser un gran aliado para obtener rendimientos en el corto plazo si estás posicionado en la dirección correcta. De lo contrario, tu cartera puede sufrir mucho si no acotas el riesgo. Por ello, ten siempre presente en tu plan de inversiones y trading una salida de emergencia llamada “stop loss”; te salvará del naufragio.
  • Invierte tiempo y recursos en aprender y formarte con personas experimentadas que aporten valor y conocimiento a tu operativa. Recuerda que, lo más sensato para subirse a una piragua, es haber contratado antes a un instructor que te forme.
  • No te lances a un mercado que no conoces o que dudas sobre la profundidad y turbulencia de las aguas. No pasa nada si te quedas en la orilla mirando y analizando. Recuerda que la prudencia (prudens, prudentis) es una virtud ya admirada desde los sabios de la Antigua Grecia.
  • Mantener un ramillete de activos e inversiones suficientemente diversificados, por sectores, países y mercados, podrá ayudarte a diluir la volatilidad y movimientos de los precios en tu contra.
  • Nunca olvides que, bien seas inversor, trader, o estés en proceso de convertirte en ello, lo más importante eres tú y siempre tú. Por eso, debes conocer tu personalidad y psicología de manera milimétrica para, así, realizar inversiones de una forma determinada. Si crees que tienes la templanza y fortaleza suficiente para realizar trading intradía en mercados muy revueltos (criptomonedas, divisas, materias primas) y no te afectará a tu vida, adelante; tienes ante ti una gran oportunidad. Sin embargo, si te vas a la cama pensando en cada tick del mercado, sueñas con las velas japonesas y te sientes nervioso/a e intranquilo/a, quizá deberías enfocarte a mercados e inversiones a largo plazo y con baja volatilidad.

5 comentarios en «¿Qué es la Volatilidad? Consejos y ejemplos»

  1. Hello, Neat post. There’s a problem along with your site in web explorer, may check this?
    IE nonetheless is the market chief and a large component to other people will pass
    over your fantastic writing because of this problem.

    Here is my site: delta 8 thc carts – area52.com

    Responder

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00
× ¡Contáctanos!